¡Danzamos por Ti!

Screen Shot 2016-05-10 at 3.01.55 PM

Por Eli Jerónimo

La presencia de Dios en tu vida cambia toda tu existencia. Danzar para él alegra tu corazón. Vivir y danzar para Él es gozo y plenitud.

Aquel día salía rumbo Expo Reforma para el Congreso de Danza “Más cerca del Cielo”. Mi primer Congreso de Danza. ¿Quién lo diría? Tres años después vuelvo a aquel lugar donde se crearon hermosos recuerdos.

En 2013, cuando entré al salón, me encontré con mucha gente muy animada y expectante de lo que sucedería. Sentada en la alfombra observaba a tanta gente que no conocía, pero todos teníamos en común Dios y la danza.

¡Literalmente fue una gran fiesta! No olvidaré cuando vi a toda la gente danzando y adorando a Dios con variedad de instrumentos y danza. Todo era nuevo, todo tan inesperado. Fui feliz.

Estoy tan agradecida…

¿Hacia dónde vas?

Dios nos sorprende con bendiciones en nuestra vida, pero a veces nuestras manos están llenas y no pueden tomar esos regalos. ¿Por qué lo digo? Porque es tiempo de crecer. Dios nos lleva más allá de lo que planeamos. Pero tú decides si lo vives o te bajas de la barca.

Crecer duele. Hace tres años yo viví una gran experiencia, pero este año se convierte en un nuevo reto. Así como muchos de mis compañeros, hemos vivido buenos y malos momentos, problemas y alegrías; pero gracias a Dios nos ha ayudado para permanecer.

Amigos y compañeros

Muchos de mis amigos se han convertido en compañeros de trabajo, eso realmente me sorprende. Cuando veas a un profesor en tarima quizá pienses que es muy sencillo hacer lo que enseña; sin embargo, te aseguro que detrás del escenario hay un arduo trabajo de horas de ensayo, inversión de tiempo, cansancio, abstenerte de muchas cosas.

También reconozco el trabajo del staff que nadie ve en escenario, pero que están al pie del cañón resolviendo situaciones, sirviendo a la gente, ayudando a cualquier cosa desde meses atrás. Y durante dos días dejan el corazón para que todos los que asisten vivan esa experiencia con Dios y la danza como yo algún día lo viví.

Regresa diferente

Si este es tu primer Congreso graba en tu memoria todos los momentos que Dios te permita disfrutar y experiencias para crecer. Eso sí, asegúrate de volver diferente el siguiente año. Si ya es el segundo o tercero, pregúntate en qué has crecido y sigue esforzándote.

Cada quien escribe una historia con Dios. Asegúrate que Él esté presente en todos tus capítulos.

Salmo 30:11 Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.

www.academiadedanza.org/c2016

Academia de Danza & Artes Creativas. 2016.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s