La Oración: tu escudo al Danzar

Prayer_Ballet_L

¿Eres danzarina y amas a Dios? Debes saber que la oración es nuestra principal canción que debe sonar en el corazón. ¿Por qué? Porque eres una danzarina con propósito divino.

La oración es el primer instrumento que debemos utilizar antes, durante y después de danzar. El talento de danzar lo pueden tener muchos; sin embargo, la danzarina que ora depende de Dios, no de su talento ni habilidades.

Quien danza y ora es alguien que se prepara para la batalla. Va más allá de presentar un show porque se vuelve en un instrumento en las manos de su Creador y sus propósitos.

¿Por qué es tan importante la oración?

  • Nos enfoca al propósito de ser de bendición para otros.
  • Mantiene nuestros pies sobre la tierra.
  • Evita que seamos autosuficientes.
  • Discernimiento para
  • Lo principal, es la provisión de tu pasión.

¡Cuidado con la autosuficiencia!

“¡Nadie como tú!” “¡Aprendes todo tan rápido!” “¡Eres a quien mejor le sale!” “¡Sin ti, nada luce!” “¡Debería salir yo en esa parte!” “¡Ni se lo sabe, yo sí!” “¡Mire maestra, a mí ya me salió a la primera!” “Ya me lo sé, no necesito ensayar”.

A todos alguna vez nos han cruzado estos pensamientos. Cuando todo va viento en popa parece no ser necesario pedir ayuda a Dios, ¿verdad? ¡Para qué, si todo va bien! Pues es algo incorrecto.

La oración no es para pedir auxilio cuando todo va mal. La oración es para alimentar tu espíritu, eliminar pensamientos errados, mantenerte enfocada.

La autosuficiencia lleva a la arrogancia y al orgullo. Por supuesto, esto nos conduce a varios conflictos, pues tu danza ya no es para dar la gloria a Dios, sino para satisfacer tu vanidad. Y es ahí donde tu propósito se va en otra dirección.

Con los pies en el blanco

Es una bendición poder danzar para la gloria de Dios. Danzar es una de las herramientas que tenemos para impactar vidas que necesitan conocer el amor de Dios. Si estás dispuesto a servirle con danza, entonces prepárate más en tu vida espiritual y que la oración sea tu escudo ante cualquier ataque, pensamiento, etc.

Descansa en Él

A veces las situaciones a las que nos enfrentamos son de estrés, frustración, celos, intolerancia, vanidad y reconocimiento. Tu corazón se renueva cuando oras y pones todos esos sentimientos y pensamientos en sus manos. Los frutos del Espíritu se ponen en práctica al sustituir todo lo negativo que pueda cruzarse en nuestra mente.

Aprende a descansar en Dios. Aprende a integrar a la oración como parte de tu entrenamiento. ¡Te sorprenderás cuando lo hagas! La oración nos renueva, respalda y guía tus pies hacia donde Él quiera llevarte.

Academia de Danza & Artes Creativas. 2015.

 

6 comentarios en “La Oración: tu escudo al Danzar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s